Cerrar

Sociedad | Martes, 31 de Julio de 2012· España

Denuncian que la policía española mató a golpes a un argentino en Girona

Un hombre de 41 años que vivía como “okupa” en la localidad española de Girona, apareció muerto luego de más de diez días que era buscado por su familia en Argentina, la cual denuncia que fue víctima de una golpiza de la policía, porque pertenecía al movimiento de los “indignados”.

Cerrar

Se trata de Juan Pablo Torroija, de 41 años y nacido en Venezuela pero de nacionalidad argentina, cuyo padre es el empresario chubutense Omar Torroija, dueño de la cadena de ropas y electrodomésticos Torca y ex presidente del club Independiente de Trelew.

Torroija, vivía como "okupa" a cien kilómetros de Barcelona con su hija argentina y una novia, y según se informó en España falleció el 14 de julio pero su familia recién se enteró de la muerte el sábado último, tras una búsqueda de diez días.

El hermanastro del joven se presentó junto a su ex compañera y su hija en el Juzgado 1 de Girona con abogados para solicitar que se sometiera al cuerpo a una nueva autopsia y se interrogue a los policías sobre la muerte, pero el juez desestimó el pedido y determinó que falleció a causa de un suicidio.

El padre de Torroija sostuvo que su hijo fue víctima de un "homicidio" y afirmó que en el caso, además, hubo "tortura y ocultamiento" de la muerte.

Torroija confirmó que viajará a España para seguir el caso "hasta las últimas consecuencias" ante la posibilidad de que la Justicia sustente la hipótesis del suicidio y cierre la investigación en dos semanas.

El empresario señaló que había "una serie de circunstancias gravísimas por las cuales el Estado español tiene que responder y el Estado argentino tiene la obligación, y lo está cumpliendo, de exigir todas las explicaciones".

Torroija pidió además que el gobierno nacional reclame las "reparaciones que el Gobierno de España tiene que darnos sobre un ciudadano argentino muerto de esta manera en suelo español".

Relató que su hijo fue detenido porque estaba "con el movimiento de Indignados, de Okupas".

"Hay sectores que no quieren saben nada de ellos y realizan prácticas de esta naturaleza, absolutamente condenables y contra todos los derechos humanos", enfatizó.

Los abogados de la familia ya trabajan en la causa, entre ellos otro de sus hijos, que ejerce en España.

El padre del fallecido recordó que su última comunicación telefónica fue el 10 de julio, un día antes de que ingresara al hospital por la golpiza.

Después de 18 días de búsqueda, Juan Pablo Torroija fue hallado en un hospital con golpes en las costillas, brazos y signos de asfixia, donde murió el 14 de julio.

Según el diario Jornada, hace 20 días fue detenido en la calle por la policía de Girona, conocida como Mossos d'Squadra, y fue golpeado de forma salvaje.

Luego fue trasladado a la comisaría Vista Alegre y de allí al hospital Josep Trueta, con signos de ahorcamiento.

La Policía local aseguró que el joven había intentado suicidarse, pero otro inmigrante acusó a los efectivos.

Desde el consulado les entregaron a los familiares del hombre el acta de la autopsia y el gobierno local les pidió disculpas por no haber notificado la muerte.


Claves de esta noticia: Sociedad

Sociedad en Diario Inedito

PUBLICIDAD

Denuncian que la policía española mató a golpes a un argentino en Girona

Un hombre de 41 años que vivía como “okupa” en la localidad española de Girona, apareció muerto luego de más de diez días que era buscado por su familia en Argentina, la cual denuncia que fue víctima de una golpiza de la policía, porque pertenecía al movimiento de los “indignados”.