Cerrar

Mundo | Lunes, 15 de Mayo de 2017· Entrevista

Álvaro de Lamadrid: “Mi viaje es un símbolo de apoyo del pueblo argentino a Venezuela”

El dirigente radical contó su visión sobre el país, su experiencia y las similitudes que encuentra entre los procesos que vivieron Argentina y la República Bolivariana. La semana próxima se reunirá con la comunidad de venezolanos en Buenos Aires.

De Lamadrid marchó en Venezuela junto a dirigentes de la oposiciónDe Lamadrid marchó en Venezuela junto a dirigentes de la oposición Cerrar

En los últimos días de su visita a Venezuela, Álvaro de Lamadrid brindó una entrevista al portal Guayoyo en Letras, donde contó su visión sobre el país, su experiencia y las similitudes que encuentra entre los procesos que vivieron Argentina y la República Bolivariana.

“Lo que motivó mi venida fueron denuncias que hice en febrero de 2016 contra la ex presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, por lavado de dinero, enriquecimiento ilícito, contrabando y narcotráfico”, explicó De Lamadrid a Guayoyo en Letras, y agregó que "los Kirchner, junto con el chavismo y la FARC, desarrollaron el narcotráfico en Latinoamérica".

Sin embargo, el dirigente radical reconoció que el objetivo de la visita cambió rotundamente ante la crisis política, económica y social que se encontró en Venezuela. “Mi viaje se transformó, de alguna manera, en una visita de solidaridad, hacer presencia ante la cantidad de violaciones a los Derechos Humanos y – humildemente- un símbolo de apoyo del pueblo argentino a Venezuela que lucha por su libertad”, expresó.

“En Venezuela se ve claramente cómo se organizó el gobierno directamente para delinquir, por eso me refiero a una organización criminal, que es mucho más que ser un régimen; igualmente que en Argentina, tomaron el Estado para hacer negocios particulares, para adueñarse de los negocios públicos y convertirlos en un alcancía privada. Pocos ricos y una mayoría de pobres, que ahora, estando en Venezuela, marchando y hablando con la gente, encuentro muchísimos paralelismos”, detalló.

“Yo empecé denunciando a los Kirchner casi desde que iniciaron el gobierno, y al principio era más entrevistado por medios internacionales que de mi país; eso explicaba qué estaba pasando en la Argentina. Como hoy sucede en Venezuela, que apuestan –y con razón- a que las cosas se puedan conocer porque son replicadas en medios en el exterior porque aquí no hay forma de generar todas esas noticias”, comparó de Lamadrid, y analizó que "de alguna manera se repite un relato en los dos países: Chávez vive, Chávez es el pueblo; lo mismo con Néstor Kirchner".

“Hoy en Argentina se está acorralando a Cristina por menudencias, por operaciones muy pequeñas de lavado, pero no se trata de meterla presa y nada más; si va ir presa y va a quedar como que los ilícitos que cometió fueron estos solamente, no será más grave que ningún gobierno anterior y queda parecido a otros en la comparación. Lo importante es que salga la verdad: el kirchnerismo integró una organización mafiosa que creó connotaciones y vínculos internacionales”, dijo, y añadió: “Lo importante para Venezuela es que esas investigaciones pueden traer luz, porque aquí hoy no se puede investigar, pero en la Argentina sí, y ese proceso ya empezó”.

De Lamadrid consideró que Argentina iba en camino a ser Venezuela, pero observó que hay dos cosas que los Kirchner no pudieron copiar enteramente. “En primer lugar, en Argentina las Fuerzas Armadas no tienen el mismo poder que tienen aquí; y en segundo, la avanzada judicial no fue total. Argentina mantuvo aun en las peores situaciones del kirchnerismo un núcleo de la justicia muy fuerte y muy republicano e independiente que pudo, aun con sus dificultades, poner coto al plan que quisieron hacer para terminar con la justicia y la República. Jamás pudieron hacer que las decisiones del Congreso fueran invalidadas por el Tribunal, algo que sí ocurre en Venezuela”, expresó.

En la entrevista con el medio venezolano, el dirigente radical también explicó la existencia de “la grieta” en Argentina y comparó la división social que provocaron los Kirchner y el chavismo. “Los gobiernos, a través de la prostitución política, crearon una horda de fanáticos que están en todos los estratos sociales; empresarios, artistas y otros grupos sociales que participaban en actos con el gobierno y que se han volteado; lo mismo que ahora en Venezuela pasó en Argentina, hubo mucha violencia y desunión. Hoy esa división está, es una realidad, pero esos 12 años fomentando el odio no se puede solucionar en un año y medio”, reconoció.

“En Venezuela muchos se han enriquecido a través de defender al gobierno por dinero, no por ideas o por amor, venciendo los valores y traspasando los niveles más básicos de la dignidad. Pero en Venezuela primero se debe volver a la normalidad institucional y la separación de los poderes, y recién de ahí podrá venir la siguiente tarea que es la pacificación de los venezolanos. Solo se podrá sanar la grieta en los dos pueblos a través de la justicia y las oportunidades; la indignación, la bronca y el hartazgo se tienen que transformar en conciencia, en memoria y en verdad. Si esto no ocurre, corremos el riesgo de olvidar rápido y que esto vuelva a repetirse”, sentenció.

Venezuela necesita un gobierno que reinstaure la democracia, eso tiene que ver con que la oposición –que es el vehículo de la sociedad civil- se ponga los pantalones largos, abandone los egoísmos personales, las figuraciones, el vedetismo, y piense exclusivamente en su país. No lo digo como un reproche a la dirigencia opositora, lo digo como algo que veo claro desde mi perspectiva”, analizó.

“Uno de las aspectos que ha fallado en Venezuela es el análisis de un verdadero diagnóstico de la situación; de alguna manera se perdió muchísimo tiempo porque se erró en cómo calificar al gobierno, frente a qué se estaba peleando y cuál era el accionar político correcto, se iba manejando día y a día y por los sondeos. En ese sentido hoy veo una mejor oportunidad, porque creo que se aprendió y mucho”, planteó de Lamadridad.

“Veo a un gobierno acorralado, que solo lo defienden unos pocos; lo único que sostiene al régimen es el poder militar y eso no va a ser hasta siempre, porque no van a poder reprimir al pueblo indefinidamente y porque no se puede mantener un alto nivel de presión y estrés en el tiempo. Si el pueblo no abandona la calle, por supuesto pacíficamente, porque el chavismo sí quiere el caos y la violencia, y la dirigencia se pone los pantalones largos, van a empezar a encontrar la solución al problema en Venezuela”, finalizó.

La semana próxima, Álvaro de Lamadrid se reunirá con la comunidad de venezolanos en Buenos Aires para contar su experiencia y organizarse en la recuperación de la democracia frente al régimen de Nicolás Maduro.


Claves de esta noticia: venezuela | álvaro de lamadrid | maduro | chávez | kirchner | la grieta |

Mundo en Diario Inedito

PUBLICIDAD

Álvaro de Lamadrid: “Mi viaje es un símbolo de apoyo del pueblo argentino a Venezuela”

El dirigente radical contó su visión sobre el país, su experiencia y las similitudes que encuentra entre los procesos que vivieron Argentina y la República Bolivariana. La semana próxima se reunirá con la comunidad de venezolanos en Buenos Aires.