Cerrar

Opinión | Miercoles, 12 de Diciembre de 2012· por Mabel Bianco

Todas somos Marita Verón

Aún visiblemente conmovida la sociedad argentina por un fallo absolutorio que nadie esperaba, la titular de la FEIM escribe en exclusiva para diarioinedito.com sus primeras impresiones sobre esta decisión de la justicia tucumana.

Tucumán y un fallo vergonzoso

El fallo del tribunal de la provincia de Tucumán es inaceptable porque sin suficientes fundamentos se declaran inocentes a todos los imputados y se ignoran los testimonios contundentes de víctimas de trata que fueron liberadas y que testimoniaron lo que esto significó en sus vidas, mientras muchos lucran con el dolor y el atropello a la dignidad de esas mujeres.

Pero además es una muestra de la impunidad con que se mueven los traficantes en base a la connivencia con funcionarios, fuerzas de seguridad y la justicia.

El problema no es unilateral, no se trata de "democratizar" la justicia como dijo la Presidente de la Nación. Se trata de combatir la corrupción que existe en el poder ejecutivo, las fuerzas de seguridad y la justicia.

No por nada nuestro país cada ano es clasificado con mayor grado de corrupción y por tanto  menor transparencia, como fue anunciado recientemente. De eso no habla ni en el gobierno nacional ni en el provincial. Y de eso es de lo que se tienen que ocupar, porque allí esta la raíz de estos males.

El nivel de hipocresía es tan grave que la Senadora Roijkes de Alperovich dijo ante el juicio que "la prostitucion es algo que existió siempre y que seguirá existiendo", sin distinguir que Marita Veron no fue una prostituta, que la prostituyeron y que la obligaron a ello privándola de la libertad, como les paso a las mujeres que testimoniaron ante el tribunal pero que no fueron tenidas en cuenta. La Senadora después tuvo que pedir perdón por estas palabras a Susana Trimarco, pero al hacerlo evidenció que no entiende o no quiere entender la diferencia y que en el fondo sigue pensando lo mismo. 

Como todo esto se hace en medio de llantos, muestras de afecto y excesivas expresiones de apoyo, nos puede llevar a confusión. Pero no nos confundamos no se busca la verdad, solo se hacen algunos gestos para parecer que se hace.

Ahora seguramente los miembros de este tribunal serán los sancionados y de esa forma permitirán dar una imagen de que se produce la "limpieza", pero nada mas ocurrirá. Lo que se debe "limpiar" seriamente no se hará.

A diferencia de Brasil donde Dilma Roussef ya obligo a renunciar a 8 ministros y otros altos funcionarios del gobierno por corrupción, aquí no va a pasar. Tenemos sobrados ejemplos. Pero tal vez podemos apostar a que ocurra un milagro. Mientras tanto debemos estar mas atentos que nunca para impedir la impunidad.  

Todas somos Marita Veron, por eso exigimos justicia y que se investigue hasta las últimas consecuencias. No permitamos mas engaños. Exijamos la verdad! Y eliminar la corrupción.-

 

por Mabel Bianco. Presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer.


Claves de esta noticia: Trata | Corrupción | Justicia | Tucumán | Mujer | Violencia |

Opinión en Diario Inedito

PUBLICIDAD

Todas somos Marita Verón

Aún visiblemente conmovida la sociedad argentina por un fallo absolutorio que nadie esperaba, la titular de la FEIM escribe en exclusiva para diarioinedito.com sus primeras impresiones sobre esta decisión de la justicia tucumana.